El bono americano en el 1,5% castiga a las bolsas por el miedo al alza de tipos

0
3

El mercado de bonos ha provocado un vuelco en las bolsas, al reflejar el temor a que los bancos centrales comiencen a cerrar el grifo de la liquidez a la sombra de una inflación que hasta el propio presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha asegurado que es “más preocupante y estructural ahora que a inicios de año”, después de haber insistido en sus últimas intervenciones en que era algo más transitorio.

Los principales títulos de referencia de deuda han llegado a tocar niveles de junio este martes, lo que fue provocando un vuelco en la mercados bursátiles, que habían empezado la sesión con relativa calma. Pero con la apertura de Wall Street a la baja y sus palabras ante el comité bancario del Senado de Estados Unidos, los mercados europeos terminaron por sucumbir, con caídas del 2,41% en el EuroStoxx, mientras que el S&P 500 cedía un 2,12% a media sesión. El Ibex fue de los índices más bajistas en el Viejo Continente, con una pérdida del 2,59%, lo que le llevó a perder los 8.900 puntos, seguido del Dax, que retrocedió un 2,09%, en plena resaca de las elecciones, y del Cac, que cayó un 2,17%.

La expectativa de que en noviembre comience a aplicarse el tapering por parte de la Fed había llevado a los inversores a desprenderse de los títulos de deuda, provocando una subida de la rentabilidad de los bonos, una inercia que ya se vio a finales de la semana pasada. En el caso del bono norteamericano a diez años, que ha superado la barrera del 1,5%, una zona que no tocaba desde junio, hasta colocarse en el 1,527% a media sesión, la pérdida por precio ya es del 5,47% en el año.

El bund alemán ha experimentado una subida de 2,4 puntos básicos hasta situarse en el -0,199%, mientras que el bono español a diez años ha llegado al 0,442%, aunque la máxima subida ayer martes la protagonizó el bono italiano, que escaló 6 puntos básicos hasta tocar el 0,855%.

El Nasdaq tampoco ha sido ajeno a este repunte de la deuda, con una caída que había alcanzado casi el 3% a media sesión, con algunos de los grandes valores tecnológicos como Facebook, Twitter o Google liderando las pérdidas.

Escudriñar a Powell

En realidad, las palabras de Powell no fueron una sorpresa, puesto que el texto de su discurso ya había sido publicado previamente. Pero sirvieron de aldabonazo en unos mercados que escudriñan cualquier señal que puedan lanzar los bancos centrales. Y todo lo relacionado con la inflación es ahora un tema muy sensible. “A medida que la economía continúa con la reapertura y el gasto se recupera, estamos viendo una presión al alza sobre los precios, particularmente debido a los cuellos de botella de la oferta en algunos sectores. Estos efectos han sido mayores y más duraderos de lo previsto, pero disminuirán y, a medida que lo hagan, se espera que la inflación retroceda hacia el 2% a largo plazo”, aseguró, pero “si una inflación más alta y sostenida se convirtiera en una preocupación seria, ciertamente responderíamos y usaríamos nuestras herramientas para asegurar que la inflación se mantenga en niveles consistentes con nuestro objetivo”, subrayó.

Miguel Castells, director de inversiones de Liberbank Gestión, explica que “no vemos excesivamente probable que los bonos suban al ritmo de estas últimas sesiones. Una vez que el bono americano a 10 años ha perforado al alza la zona del 1,5% muy probablemente llegará hasta el 1,6%- 1,7% donde ya estuvo en los meses de marzo y abril”.

De la misma opinión es Brian O’Reilly, responsable de estrategia de mercado de Mediolanum International Funds, para quien la rotación hacia el value se va a ver matizada por la inminente temporada de resultados empresariales. “La inflación es más alta de lo que muchos esperaban, lo que está llevando a los inversores a pensar que el BCE y la FED podrían tener que subir los tipos de interés antes, lo que está provocando otra rotación hacia el value. Sin embargo, la temporada de resultados del tercer trimestre comienza en unas semanas y creemos que la atención se centrará en el aumento de los costes salariales y de los insumos de las empresas, lo que podría afectar a sus márgenes”, explica.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here