El último tiroteo en Marbella: un aviso para todos

0
4
Imágenes del estado del establecimiento tras el tiroteo. Marbella se queja

El local que recibió los disparos es conocido por ser visitado habitualmente por futbolistas como Haaland, Kluivert o el entrenador Klopp. 

Alrededor de las 12 del mediodía del pasado lunes se desató un tiroteo en Marbella, concretamente en la calle Juan Belmonte. El tirador viajaba de copiloto en una moto, porque ir acompañado ahorra tiempo en estos menesteres de las intimidaciones. Ocurrió en segundos, como lo realizan los profesionales. Y por suerte nadie fue herido.

Al menos 5 proyectiles acabaron en la cristalera del restaurante La Sala Banús, fue un ataque directo cometido a escasos metros del restaurante. Y tuvo que ser así, porque el punto dañado del establecimiento se halla en una calle sin salida, y delante de la cristalera se encontraban aparcados varios coches que no fueron alcanzados. Una advertencia muy severa, porque se cometió de día. En Marbella, estos avisos de carácter mafioso pasan más desapercibidos porque se suelen realizar con más discreción, aunque a finales del pasado diciembre incendiaron dos restaurantes. Pero aquello ocurrió durante la noche y sin testigos.

n esta ocasión, han disparado a plena de luz del día y ante la vista de varias personas, entre ellas Eirik Mæland. Es el entrenador asistente del Molde, el equipo noruego, que compite en la Conference League y que preparaba en Marbella su última eliminatoria contra el Clube Brugge. El equipo se hospedaba en un hotel cercano a esa zona de Marbella, y solían circular por la calle Juan Belmonte camino de  los campos de entrenamiento. Mæland no volvió en el bus del equipo, prefirió regresar corriendo. Fue testigo de los hechos, ver un tiroteo mientras haces deporte siempre ayuda a batir tu marca personal. La plantilla del Molde no vio el tiroteo por una cuestión de 10 minutos.

Alrededor de las 12 del mediodía del pasado lunes se desató un tiroteo en Marbella, concretamente en la calle Juan Belmonte. El tirador viajaba de copiloto en una moto, porque ir acompañado ahorra tiempo en estos menesteres de las intimidaciones. Ocurrió en segundos, como lo realizan los profesionales. Y por suerte nadie fue herido.

Al menos 5 proyectiles acabaron en la cristalera del restaurante La Sala Banús, fue un ataque directo cometido a escasos metros del restaurante. Y tuvo que ser así, porque el punto dañado del establecimiento se halla en una calle sin salida, y delante de la cristalera se encontraban aparcados varios coches que no fueron alcanzados. Una advertencia muy severa, porque se cometió de día. En Marbella, estos avisos de carácter mafioso pasan más desapercibidos porque se suelen realizar con más discreción, aunque a finales del pasado diciembre incendiaron dos restaurantes. Pero aquello ocurrió durante la noche y sin testigos.

En esta ocasión, han disparado a plena de luz del día y ante la vista de varias personas, entre ellas Eirik Mæland. Es el entrenador asistente del Molde, el equipo noruego, que compite en la Conference League y que preparaba en Marbella su última eliminatoria contra el Clube Brugge. El equipo se hospedaba en un hotel cercano a esa zona de Marbella, y solían circular por la calle Juan Belmonte camino de  los campos de entrenamiento. Mæland no volvió en el bus del equipo, prefirió regresar corriendo. Fue testigo de los hechos, ver un tiroteo mientras haces deporte siempre ayuda a batir tu marca personal. La plantilla del Molde no vio el tiroteo por una cuestión de 10 minutos.
La Sala pertenece a un grupo empresarial que posee al menos otros dos establecimientos en Marbella: La Sala by the Sea, y Oak Garden Grill. La Sala es un local muy frecuentado por famosos de Reino Unido y por personas relacionadas con el fútbol, como Haaland, Kluivert, Klopp, Harry Maguire, o los boxeadores Tyson Fury y Anthony Joshua. Por ello, medios como Daily Mail o el Mirror se hicieron eco del último tiroteo. Es frecuente que al ser locales visitados por turistas extranjeros los medios internacionales también publiquen estas noticias. Aunque, las fuentes de los medios británicos afirman que el restaurante no fue el objetivo de los disparos. Sería milagroso que no fuese así, porque las balas acabaron allí tras ser disparadas a escasos metros.

Un recuerdo

Tras la tragedia en Barbate, no ha cambiado nada en la actitud de las autoridades políticas ante el crimen organizado. Se olvidan los planes que se debe aprobar para contrarrestar este fenómeno que ataca a la educación, la economía, y a la seguridad.

Ahora, las narcolanchas que se estaban resguardando en el Guadalquivir y en Barbate, han decidido trasladarse a Cabo de Gata (Almería). De esas, se han podido conocer varias imágenes gracias al Diario de Almería. En Málaga, el pasado domingo entre Estepona y Marbella operaron al menos 6 gomas con total impunidad. Dos de ellas fueron captadas desde la orilla de la playa, porque estaban demasiado cerca.

Además, el 25 de febrero quedó constancia por las cámaras del puerto del Candado que una narcolancha realizó un cambio de tripulación allí, algo poco habitual. Durante varios meses los narcos del hachís evitarán la costa de Cádiz para operar con más asiduidad en Huelva, Málaga, Granada y Almería. Sin embargo, en Marbella, los que trafican con cocaína no han limitado su actividad lo más mínimo. Ni lo harán.

Previous articleGrifols se hunde de nuevo en bolsa ante la amenaza de Moody’s y otro ataque de Gotham City

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here