El turismo, el gran pilar de la economia de España, vive malos tiempos

0
25

La ocupación hotelera se reduce hasta solo el 15% en Madrid y las aerolíneas cancelan miles de vuelos por la epidemia mundial.

El gran pilar de la economía española, el turismo, está viendo tambalear sus cimientos por un virus que está contagiando todas las áreas y haciendo que empresas del sector de la talla de Meliá, Air Europa o Iberia se enfrenten a pérdidas millonarias. El turismo supone para España el 12% del PIB y el año pasado solo en los meses de marzo y abril, coincidiendo con las vacaciones de Semana Santa, el país recibió 12,8 millones de turistas, lo que supuso un ingreso de 13.100 millones de euros, un 6,4% más que en 2018, según los datos del INE.

Por tanto, este puede ser el primer año desde 2013 que España deje de batir récord de llegada de turistas. Cálculos de los analistas señalan que una caída del 3% en el turismo haría restar entre tres y cuatro décimas al PIB nacional, que el Gobierno prevé que termine el año con un avance del 1,6% antes de calcular los efectos del coronavirus.

Los hoteleros y las agencias de viajes prevén una ola de cancelaciones para esta Semana Santa. La asociación UNAV (agencias) cifra en un 50% la caída de las ventas desde que comenzó la crisis del coronavirus en España. En Madrid, uno de los puntos más afectados, la ocupación hotelera se ha desplomado y no supera actualmente el 15%, según los últimos datos de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM), que alertan de que ya existe una pérdida de empleo en el sector, que irá en aumento. Según sus cifras, los viajeros internacionales cancelan a un mayor ritmo que los nacionales.

El sector hotelero de Madrid es uno de los grandes motores de la región y genera 15.000 puestos de trabajo. Según el INE, el número de viajeros que se han alojado en hoteles de la Comunidad va en aumento desde 2013. El año 2019 cerró con casi 900.000 personas alojadas y en 2020 estaba previsto un incremento de 50.000 personas.

Y más allá de los turistas que viajan a España por ocio está la cancelación de prácticamente todas las ferias y congresos de este mes y el que viene. A mediados de febrero se canceló el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, un evento de talla mundial que, ante la negativa de decenas de empresas a acudir por miedo al contagio, no tuvo más remedio que suspender su edición de 2020. Algo que parecía sorprendente se convirtió en norma y todas las ferias se han ido aplazando o cancelando en efecto dominó. La ciudad de Barcelona sufrirá la pérdida de los aproximadamente 500 millones de euros que dejaba un evento de estas características en sus hoteles, bares y restaurantes. Lo mismo que le ocurre ahora a Valencia, después de que se haya decretado el aplazamiento de las Fallas unos meses con el fin de ralentizar la propagación del virus. Los hoteleros no paran de recibir llamadas de turistas que cancelan sus reservas y los restaurantes compran mucha menos cantidad de bebida y comida a sus proveedores.

En Canarias también sufren mucho la caída del turismo. El primer caso de coronavirus conocido en España fue en Tenerife, por lo que aislaron el hotel H10 de Adeje, al sur de la isla, con 700 turistas en su interior como medida de prevención. En Maspalomas, al sur de Gran Canaria, se ha suspendido la cabalgata del carnaval que este sábado tenía previsto reunir a más de 300.000 personas en sus calles. Según los cálculos del sector, habrá un recorte de hasta 65 millones de ingresos por la pérdida de turistas solo en este mes.

Ayudas a los negocios

Desde la Secretaría de Estado de Turismo confirman a este periódico que diariamente monitorean la situación a través de Turespaña y que las cancelaciones de reservas de españoles se están dando sobre todo a Europa y Asia por la «incertidumbre» que genera la situación. Por todo ello, Ramón Estalella, secretario general de Cehat (Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos), explica que lo que está sufriendo el sector turístico es una «enorme crisis de confianza» porque se han hecho recomendaciones de no viajar. Respaldan esta decisión al tratarse de una alerta sanitaria, pero piden al Gobierno posponer los pagos a la Seguridad Social y algunos impuestos como el de Sociedades.

En respuesta, el presidente Pedro Sánchez explicó el pasado jueves que ante una «crisis sanitaria sin precedentes» como esta, se va a dotar una línea específica de financiación de 400 millones de euros destinada a las pequeñas y medianas empresas y autónomos del sector turístico, transporte y hostelería. Además, anunció que se ampliará la protección de los trabajadores fijos discontinuos del sector turístico, de forma que las bonificaciones cubran los meses de febrero a junio de 2020.

Otra mala noticia para el turismo es la decisión del Gobierno de suspender todos los viajes del Imserso durante un mes, según anunció el pasado martes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras el Consejo de Ministros. Esta medida tendrá efectos directos ya que los viajes de los jubilados son una fuente importante de ingresos para hoteles y empresas del sector, con 900.000 plazas programadas para la temporada 2019-2020. Ese fue el momento en el que Illa recomendó que los españoles eviten viajar tanto dentro como fuera del país para evitar la transmisión.

Eso sí, las 60.000 personas mayores que ya se encuentran disfrutando de alguno de los viajes permanecerán en sus destinos, con la supervisión del equipo médico que acompaña a los grupos en todos los viajes, según explicaron fuentes del Instituto de Mayores y Servicios Sociales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here