Madrid, perjudicada en el reparto de las ayudas directas, solo recibirá el 9%

0
4
  • Concentran el 46% de estas ayudas Canarias, Baleares, Andalucía y Cataluña

  • La principal crítica de este reparto ha sido el criterio utilizado por Moncloa

    La publicación en el BOE este viernes del reparto de 7.000 millones de euros con que está dotada la línea Covid de ayudas directas a autónomos y empresas ha levantado una polvareda entre administraciones regionales, autónomos y patronales, contrarios a los criterios de reparto del Gobierno de Pedro Sánchez.

    La decisión de Moncloa, vehiculada por los ministerios de Hacienda y de Economía, concentran el 46% de estas ayudas en Canarias, Baleares, Andalucía y Cataluña, y dejan, por el contrario, solo el 9% de estos fondos a la Comunidad de Madrid.

    Estos 7.000 millones corresponden al fondo de 11.000 millones de euros convalidado el pasado jueves en el Congreso de los Diputados, de los cuales, el resto, otros 3.000 millones de euros, será para avales destinados a reestructurar deuda de las empresas, y los 1.000 millones de euros restantes irán para la creación de un fondo de recapitalización para reforzar los balances de empresas medianas que sean viables a medio y largo plazo

    En cifras concretas, Canarias se lleva 1.144 millones, seguida de Andalucía con 1.109 millones de euros, Cataluña con 993 millones y Baleares a la que, según este reparto, corresponden 855 millones. Frente a estas comunidades autónomas se sitúan Madrid con 679 millones, Castilla y León con 253 millones, País Vasco con 217 millones, o Ceuta, con solo 13 millones de euros.

    El resto del reparto queda de la siguiente manera: Comunidad Valenciana (647,081 millones); Galicia (234,47 millones); Castilla-La Mancha (206,34 millones); Murcia (142.52 millones) Aragón (141,34 millones); Asturias (107,76 millones); Extremadura (106,46 millones); Navarra (67,62 millones); Cantabria (55,36 millones); La Rioja (32,51 millones); y Melilla (12,271 millones).

    Sin consultar

    La principal crítica de este reparto ha sido el criterio utilizado por Moncloa, y que es el mismo utilizado para el reparto de los fondos React-UE; es decir, dos terceras partes dependen de la caída del PIB entre 2019 y 2020; dos novenas partes quedan sujetas al indicador de empleo, estableciendo el parámetro de la diferencia del número de parados de enero de 2020 al incremento del paro a 31 de enero de 2021; y por último, una novena parte de su importe se distribuye conforme al indicador de desempleo juvenil.

    La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) era una de las primeras voces en reaccionar al reparto de los 7.000 millones de euros en ayudas directas. Lorenzo Amor, presidente de ATA, señala que no solo no es equitativo”, sino que además genera distorsión, porque no se corresponde con el número de autónomos de cada comunidad”. En opinión de Amor, hubiera sido mejor criterio dividir el número de empresas y autónomos en cada CCAA por los 7.000 millones. De otro modo, y “aunque el acceso de los autónomos y las condiciones son iguales en toda España, nos encontraremos comunidades donde los recursos escaseen por este reparto, y otras vayan más sobradas”. Es decir, que “a Canarias y Baleares le sobrará, y a Galicia y Castilla y León les faltarán recursos”, explica.

    Desde el sindicato de autónomos Upta, Eduardo Abad calificó este sistema de reparto de “injusto” e “injustificado”, denunciando que el Ministerio de Hacienda, “una vez más”, no ha consultado a las organizaciones de autónomos sobre los criterios de distribución de estos fondos, que Upta había planteado que se repartieran en función del número de autónomos existente en cada comunidad y de los negocios que hubieran cerrado.

    Desde Ceim -la patronal de empresarios de Madrid-, su presidente, Miguel Garrido, señala para eE que, “conocido el reparto del Gobierno preocupa el doble perjuicio que esto supone para las empresas “madrileñas, por un lado, por dejar en el olvido sectores que han sido excluidos de las ayudas, y por otro, porque “se ha primado a unas CCAA por otras, sin tener en cuenta el criterio de pérdida de facturación”.

    ‘Castigo’ a Ayuso

    Madrid se siente una de las comunidades más perjudicadas al considerar que, albergando al 14% de la población, y manteniendo el 19% del PIB total de España, resulta incomprensible que de estas ayudas a un madrileño solo le correspondan 101 euros, frente a los 130 de un catalán y los 128 de un valenciano. Además de Madrid, Castilla y León, Galicia o Andalucía, también han reprobado el sistema de reparto y reclaman al Ministerio de Hacienda la convocatoria de un Consejo de Política Fiscal y Financiera.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here