Citi aleja a BBVA de la compra de su filial en México al descartar trocerarla

0
32

Busca sacar el máximo precio con la venta en bloque o una colocación en bolsa
Citi destapa su hoja de ruta en la venta del negocio en México y puesta por una desinversión en bloque que alejaría a BBVA, ya que su fuerte posición en el mercado azteca solo le da opciones a pujar si la colocación de Banamex fuese por carteras, activos o negocios.

Su plan es realizar una colocación global y tiene sobre la mesa tanto efectuar una venta directa como a través de una colocación en Bolsa de la filial Banamex porque el interés último es maximizar la rentabilidad de la desinversión.

Bajo ese paraguas figura el banco, la aseguradora, la Afore (planes de jubilación); los activos, la red de sucursales, el inmobiliario, la infraestructura tecnológica, cartera de clientes e, incluso, la marca.

“En el caso del banco, la banca de consumo, empresarial, patrimonial y la privada”, explicó el director general de Banamex, Manuel Romo, en rueda de prensa recogida por la prensa local. “No estamos descartando a nadie”, agregó y deslizó haber recibido el interés de operadores locales y extranjeros. BBVA y el Santander han admitido interés con condiciones. El primero no es opción para una transacción global por su predominante posición -copa un 23% del mercado- y el Santander solo contemplará una inversión que no exija ampliar capital.

Banamex es el tercer mayor banco del sistema financiero azteca, con el 12,9% de los depósitos de clientes y el segundo en tarjetas de crédito. Cuenta con 23 millones de clientes, unas 1.276 oficinas y gestiona un volumen de 44.000 millones de dólares en activos, además de contar con 4.000 millones en capital tangible.
Citi estima que la operación tardará dos años por el interés despertado y los trámites regulatorios. Lanzó el proceso el pasado 11 de enero, prevé escuchar ofertas y seleccionar al adjudicatario este año y ejecutar la transacción durante el año 2023. El grupo quiere permanecer en el país a través de su banca mayorista.

La opción mexicana
En sus planes ha irrumpido el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), al declarar abiertamente su interés de que la entidad se quede en manos locales y asegurando que hay inversores del país interesados. Entre ellos se ha citado al magnate Carlos Slim, de Inbursa; a Ricardo Salinas Pliego, dueño de Banco Azteca; al inversor Javier Garza Calderón o a Carlos Hank González, del Grupo Financiero Banorte. También se apuntó al brasileño Banco Itaú o a HSBC, que se ha autodescartado.

En la estrategia por favorecer que se quede en manos nacionales AMLO enfrió opciones además de un Santander o BBVA al declarar su intención de “pausar” las relaciones bilaterales con España ante el “saqueo” de las empresas españolas en el país azteca.

Una valoración desde 4.400 millones
Las aspiraciones económicas de Citi son una incógnita. Sólo ha deslizado su convicción de que la franquicia azteca es muy valiosa mientras los bancos de inversión echan cálculos. Las valoraciones oscilan entre los 5.000 y 6.000 millones de dólares que asignan los analistas de Wells Fargo (4.400-5.200 millones de euros al cambio actual) y los entre 12.500 y 15.500 millones de Bank of America (11.000-13.600 millones de euros).

Previous articleCarmencita se acerca a los consumidores americanos con su nueva filial en Miami
Next articleColapso industrial: los empresarios alertan de una situación “insostenible”

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here