Francia pide un impuesto mundial y China el libre comercio para erradicar la pobreza mundial

0
58
Mesa redonda durante la jornada de hoy en Par?s, presidida por Emmanuel Macron
  • El mundo aborda en París la Cumbre para un Nuevo Pacto Financiero
  • La ONU advierte que el sistema financiero global “está en crisis”

Las máximas autoridades a nivel global se han reunido este jueves en París dentro de la Cumbre para un Nuevo Pacto Financiero Global en la que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, propuso la creación de un impuesto mundial sobre el transporte marítimo para financiar la pobreza y contra el cambio climático. El dirigente galo, anfitrión de la cita, pidió ayuda a la Organización Marítima Internacional (OMI) aborde implantar esta tasa en julio.

En una entrevista en la radio pública France Info, Macron fue contundente al asegurar que el transporte marítimo “es uno de los pocos” que no está sometido a tasas, y por eso hay que pensar en una fiscalidad internacional al respecto. Al mismo tiempo concretó que no va a establecer un impuesto “solo en Francia” y remarcó que “no funciona cuando lo hacemos solos”.

El presidente de la República francesa animó a “dar ejemplo” tal y como se hizo en la OCDE “con una movilización como la que hemos hecho sobre la tasa mínima del impuesto de sociedades”. O también se refirió a los impuestos sobre los billetes de avión o las transacciones financieras: “Hay que ir a buscar a todos los países que no tienen este tipo de tasas que graban al carbono o los billetes de avión”

Por su parte, el primer ministro de China, Li Qiang, hizo un llamamiento a la liberación del comercio y salir del proteccionismo para favorecer el desarrollo. “Los países ricos deben asumir sus responsabilidades en materia de financiación” de la pobreza y el cambio climático y “asumir su responsabilidad histórica”, aseveró.

Por eso dijo que estos países deben cumplir su compromiso de movilizar 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020 para ayudar a los países de bajos ingresos a adaptarse al cambio climático.

En este sentido, reiteró que China “está dispuesta a colaborar” con los organismos internacionales para contribuir a reducir la carga de la deuda de los países con bajos recursos. Pero reiteró que para que se pueda erradicar la pobreza y luchar contra el cambio climático “hay que favorecer el libre comercio y rechazar el proteccionismo”.

El dirigente asiático recordó que en los últimos diez años su país contribuyó con un 30% al crecimiento de la economía mundial y reiteró que para el mundo en vías de desarrollo “China no es una amenaza, sino una gran oportunidad”. El primer ministro salió del paso a los reproches que se le hacen a su país por ser la principal fuente de financiación de muchas economías en desarrollo, en especial en África, para expandir allí su presencia diciendo que es la gran contribución de China al desarrollo.

Crisis del sistema financiero

A lo largo de la jornada se fueron sucediendo diferentes declaraciones de los dirigente y el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, hizo un anuncio muy duro: “El sistema financiero internacional está en crisis”. El máximo representante de las Naciones Unidas aseguró que “a mitad de camino de la fecha límite de 2030, los Objetivos de Desarrollo Sostenible se alejan cada día más” y reiteró que a día de hoy “más de 750 millones de personas no tendrán suficiente para comer. Y decenas de millones más se tambalean al borde de la pobreza extrema.

Por su parte, el primer ministro de China, Li Qiang, hizo un llamamiento a la liberación del comercio y salir del proteccionismo para favorecer el desarrollo. “Los países ricos deben asumir sus responsabilidades en materia de financiación” de la pobreza y el cambio climático y “asumir su responsabilidad histórica”, aseveró.

Por eso dijo que estos países deben cumplir su compromiso de movilizar 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020 para ayudar a los países de bajos ingresos a adaptarse al cambio climático.

En este sentido, reiteró que China “está dispuesta a colaborar” con los organismos internacionales para contribuir a reducir la carga de la deuda de los países con bajos recursos. Pero reiteró que para que se pueda erradicar la pobreza y luchar contra el cambio climático “hay que favorecer el libre comercio y rechazar el proteccionismo”.

El dirigente asiático recordó que en los últimos diez años su país contribuyó con un 30% al crecimiento de la economía mundial y reiteró que para el mundo en vías de desarrollo “China no es una amenaza, sino una gran oportunidad”. El primer ministro salió del paso a los reproches que se le hacen a su país por ser la principal fuente de financiación de muchas economías en desarrollo, en especial en África, para expandir allí su presencia diciendo que es la gran contribución de China al desarrollo.

Crisis del sistema financiero

A lo largo de la jornada se fueron sucediendo diferentes declaraciones de los dirigente y el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, hizo un anuncio muy duro: “El sistema financiero internacional está en crisis”. El máximo representante de las Naciones Unidas aseguró que “a mitad de camino de la fecha límite de 2030, los Objetivos de Desarrollo Sostenible se alejan cada día más” y reiteró que a día de hoy “más de 750 millones de personas no tendrán suficiente para comer. Y decenas de millones más se tambalean al borde de la pobreza extrema.

Previous articleGolpe al ‘ladrillo’ de lujo en la Costa del Sol: Grupo Otero suspende pagos y paraliza sus obras
Next articleEl sector manufacturero español emite señales de “leve recesión” tras caer el PMI a mínimos del año

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here